No tenemos límites a la hora de contar vuestra historia, sólo necesitamos un argumento: la ciudad donde te pidió la mano, vuestro primer viaje juntos, la cuidad donde os conocisteis, vuestro destino preferido, o simplemente la ciudad a la que siempre habéis soñado ir.